La frontera norte registra dos casos al mes de falsificación de título profesional universitario.